¿Sobrevivirá la interpretación al inglés para todos?