Cómo evitar que mi intérprete quiera matarme