Rss Feed Tweeter button Facebook button

Varios

Comentarios desactivados en

Fernando, uno de mis mejores alumnos y al que tengo muchísimo cariño, cuenta con mucha gracia la anécdota de cuando se subió una vez al estrado para explicar las bondades de su empresa: «¿Usted viene a contar algo o trae un powerpoint?», le dijeron.  Y es que muchas veces estamos tan obsesionados con las malditas diapositivas, que se nos olvida que una idea no tiene ningún efecto si no se comunica de tal forma que resuene en la mente del público.   Tus ideas pueden morir contigo o inspirar un cambio Si te vas a subir a un estrado o te vas a colocar detrás de un atril, seguramente te hayan encomendado la tarea de transmitir una idea. Esa idea puede morir contigo o inspirar un cambio en las personas que te escuchan. ¿Sabes cuál es la diferencia? Tu capacidad de comunicarla con éxito. Está demostrado que la manera más eficaz de transmitir oralmente un mensaje es a través de un relato. Nuestros cerebros están programados para recordar los relatos vivamente porque, antes de que existiese la escritura, era la única forma que teníamos de transmitir la cultura. Ahora bien, te estarás preguntando ¿cómo puedo introducir un relato en una presentación de negocios y no parecer un ñoño o...

Learn More
Comentarios desactivados en

El diario El Mundo se hacía ayer eco de una metedura de pata del presidente de Chile en su gira europea. En su visita al jefe de estado de Alemania en el palacio presidencial, Sebastián Piñera decidió firmar en el libro de huéspedes ilustres e intentando agasajar a su anfitrión y fardando de alemán, decidió escribir sin más: Deutschland über alles. La frase tiene una traducción preciosa, «Alemania sobre todas las cosas». Igual de preciosa que Ich bin ein Berliner (soy berlinés) o Arbeit macht frei (el trabajo libera). Pero claro, las palabras muchas veces no son lo que parecen y a menudo llevan consigo un mensaje que trasciende la traducción literal y solamente quien conoce el trasfondo histórico-cultural de una lengua logra descifrar. De ahí la importancia de formarnos como traductores no solamente en las capacidades lingüísticas, sino también en la cultura de los países que hablan nuestras lenguas de trabajo. Hay que educarse en la literatura, la historia y la cultura popular del país —sí, eso que llevas haciendo años, cuando te enganchas a  las series de televisión o a los bestsellers también cuenta como formarse en la cultura popular de un país. Pero no solamente eso, claro. Mi mentor en el mundo de la traducción siempre me proponía...

Learn More

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, entendemos que estás de acuerdo.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies