Cómo aprende idiomas el cerebro

solucionamos tus comunicaciones en inglés

julio 19, 2018 Aprender inglés Formación 0

¿Cuántos de nosotros no hemos maldecido a nuestros padres por no haber nacido en otro país o porque no nos hayan hablado en más de un idioma durante nuestra infancia? ¿O a cuántos nos encantaría que el mito de la Torre de Babel fuera cierto, pero que nunca se hubieran inventando el resto de las lenguas?Tanto si te apasionan los idiomas —que espero que así sea y hayas contestado no a la segunda pregunta— como si no, seguro que te habrías ahorrado algún problema en el trabajo o en cualquiera de tus viajes al extranjero. Y si no, recordemos a Eduardo y el estrés que le generaban las clases de inglés… . Sin embargo, él mismo nos demostraba que aprender idiomas es posible a cualquier edad, tal y como lo confirma David Bueno, doctor en Biología, neurocientífico e investigador de genética de la Universidad de Barcelona. ¿El truco? Cambiar de estrategia en función de la etapa de desarrollo de nuestro cerebro. ¿Quieres saber más? ¡Pues sigue leyendo!

CRÉETELO: ¡CUALQUIER EDAD ES BUENA!
¿Qué problema tenemos entonces ante la decisión de aprender un nuevo idioma? Que no utilizamos la estrategia correcta. ¡No solo le pasaba a Eduardo!

Así es. Entre los 0 y los 3-4 años, las personas tenemos la capacidad de aprender varios idiomas y, además, de manera simultánea y sin mezclarlos. ¿La estrategia? La imitación. Los últimos estudios de neuropedagogía indican incluso que un feto puede estar aprendiendo el ritmo de su lengua materna durante el último mes y medio de gestación. Muy a nuestro pesar, a partir de esa edad, casi todos perdemos la posibilidad de construir conocimientos simplemente por contagio, por lo que, a partir de los 4 años, las nuevas conexiones neuronales que permiten conservar el conocimiento tienen que realizarse en un ambiente lúdico, es decir, a través del juego. De hecho, solo a partir de los 11-12 años es cuando podemos empezar a aprender hincando los codos, que es cuando podemos generar redes neuronales más complejas.

No obstante, en todas las etapas se repite un patrón: las emociones como la alegría facilitan cualquier aprendizaje. Por lo que la música, el cine, o el baile, siempre serán grandes herramientas para aprender más fácilmente cualquier idioma.

¿Alguna vez has imaginado una clase de alemán como una pista de baile en la oficina? ¿O incluso a través de miniconciertos?

¡Quién sabe! Quizás sea el esfuerzo que haya que hacer para llegar a la jubilación mucho más protegidos…

Y no lo olvides: CUALQUIER EDAD ES BUENA PARA APRENDER UN NUEVO IDIOMA, solo hay que buscar la estrategia que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Sandra Rodríguez es autora de este artículo y traductora junior (EN<>ES) con experiencia internacional. Afincada en Madrid desde 2018, aunque muy orgullosa de ser lorquina (sí, ¡Lorca es más que la ciudad del terremoto de la Región de Murcia!). Honesta, flexible y fiable. Actualmente colabora con Lapiedrarosetta y algunas entidades del Tercer Sector, ámbito que conoce por haber trabajado con ONG y Fundaciones de Empresa.

– – –

¿Te interesa lo que lees? Suscríbete a mi boletín

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus seguidores. No seas egoísta.

– – –

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar