Rss Feed Tweeter button Facebook button

Fantástica presentación de Ana Botella

2013. Madrid candidata a ciudad olímpica por tercera vez. Ana Botella toma la palabra, se coloca detrás del atril y comienza su discurso. En inglés. Cunde el pánico en el salón de todos los españoles.

Ana Botella hizo una buena presentación en inglés

Seguramente te acuerdes de este momento tan memorable con una mezcla de vergüenza ajena e indignación. Yo también, especialmente porque no era necesario y podría haber hablado en su lengua materna y recurrir al servicio de interpretación. Pero dicho esto, voy a decir algo muy impopular: Ana Botella hizo una buena presentación en inglés.

Tuvo la valentía de hacerlo y se preparó a muerte

Hizo una buena presentación en inglés porque sentía que podía bordarlo y tuvo la valentía de intentarlo. Los españoles tenemos fama de ser muy echaos palante y de atrevernos con todo. Con todo menos con el inglés, parece. Todo se puede preparar con ayuda y con apoyo de profesionales. Una presentación en inglés, también.

Ana Botella hizo una buena presentación porque, otra cosa no, pero se lo había preparado a muerte. Dirás que tenía acento de Albacete y tendrás razón, pero fíjate en la pronunciación. La pronunciación era perfecta. Y es que pronunciación y acento son cosas distintas. Cuando hablas en español también tienes acento (acento madrileño, gallego o andaluz) y no pasa nada. Asume que en inglés también tendrás siempre acento y céntrate en mejorar la pronunciación, que es lo que verdaderamente compromete la comprensión de tu mensaje.

Probablemente hubo también muchos otros aspectos negativos, como la entonación o las expresiones faciales y los gestos, pero esto no tiene nada que ver con el inglés. He interpretado a Ana Botella varias veces en inauguraciones y clausuras de actos oficiales y la pobre no habla bien en público. Suele leer y cuando no, resulta histriónica y poco creíble. Ana Botella no es Michelle Obama, eso está claro. Pero todo eso tiene que ver con la oratoria y no con el inglés.

Si sientes que puedes hacer la presentación, hazla. Si no, busca alternativas.

Con esto quiero decirte que, si sientes que puedes dar una presentación en inglés, no debes tener miedo. El inglés no muerde y a presentar solamente se aprende presentando. Practica hasta el agotamiento y busca ayuda profesional si sientes que la necesitas.

Si honestamente crees que no puedes hacerlo, ni siquiera con ayuda, no pasa nada, hay otras opciones. Puedes descargar este diagrama de flujo para ayudarte a tomar la decisión. Además, te invito a ver este vídeo, donde te explico algunas alternativas que te resultarán interesantes si necesitas hacer una presentación en inglés.

Y si te decides a hacer la presentación, ánimo y al toro. Si Ana Botella pudo, tú también puedes.

– – –

Diagrama de flujo descargable: ¿Debo hacer la presentación en inglés?

Vídeo: Presentaciones en inglés (1)

Cursos que ofrezco:

Los superintensivos de Lapiedrarosetta

 

Si te ha gustado esta entrada, compártela con tus seguidores. No seas egoísta.

1 Comment

  1. Tuvo mérito la Señora Alcaldesa, me pareció osada más que valiente, pero estoy de acuerdo contigo Lola.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, entendemos que estás de acuerdo.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies